• Ezequiel Dello Russo

Dominancia... ¿Cual es la verdad?

Actualizado: 26 de dic de 2018

El concepto de dominancia ha sido instrumentalizado para poder aplicar técnicas violentas en la educación del perro. Someter al animal para obtener "resultados" es lo que erróneamente se ha enseñado hasta ahora, lo hemos visto por ejemplo en televisión con famosos entrenadores actualmente de moda.



¿Porqué puede alguien aplicar un método violento a un perro?

Básicamente por ignorancia. El concepto de dominancia ha sido utilizado en modo equivocado; someter al perro con métodos violentos para resolver problemas comportamentales es, sin ningún género de duda, un gravísimo error.

La violencia excluye de por sí cualquier tipo de comunicación entre el animal y la persona, prescindiéndose así de las necesidades y de la afectividad del perro. Encerrar al perro y ejercer violencia psicológica sobre él son prácticas violentas extremas de sometimiento, pero también lo son las patadas, los tirones, los encierros, los collares de ahorque, de pinchos o eléctricos que por desgracia tan frecuentemente vemos.

No existe justificación válida alguna para todo esto, aunque se ha justificado hasta hoy con la excusa de que el perro "no obedece", lo que en realidad pone de relieve el cuestionamiento del rol Alfa del propietario o del educador.



Sin embargo, hemos creído que el perro que "desafiaba" a su familia o tiraba de la correa o no atendía, tenía un problema de "estatus social", por lo que debía ser reprimido y sometido hasta obtener el resultado deseado. Hoy los etólogos consideran la dominancia como el simple estatus social superior de un sujeto con respecto a otro.

Es erróneo pensar que todo comportamiento no deseado del animal deriva de un problema de dominancia.          

El concepto de dominancia no debe ser y no es la clave de lectura apropiada de cualquier interacción social. No lo es entre humanos y no debe serlo entre animales.


David Mech (experto del lobo americano, científico, investigador) llevó a cabo un estudio sobre el lobo ártico en el que observaba un comportamiento social diferente entres jaurías de lobos espontáneas y jaurías creadas por el hombre en reservas naturales. En las jaurías creadas por el hombre los lobos generaban mayor número de

ocasiones de conflicto, agresividad y sometimiento pasivo. Sin embargo, las jaurías naturales generaban dinámicas pacíficas y de sometimiento activo, interactuando como familias en las que rige la colaboración y el entendimiento en un orden jerárquico. Se dedujo pues que hablar de dominancia no tenía sentido ya que ésta no se manifestaba en jaurías espontáneas, más regidas por la relación padres-hijos. ¿ Y ahora qué hago? ¿Cómo intento construir mi estatus frente a mi perro? Es muy fácil y natural. Pongamos el ejemplo de un padre con su hijo:  

El hijo sigue naturalmente a su padre, lo toma como ejemplo. Si el padre se comporta de forma coherente, amorosa, la relación con el hijo podrá ser exitosa. Si el padre se comporta de forma violenta y basándose exclusivamente en su superioridad jerárquica, la relación con el hijo muy probablemente será conflictiva. Esto no significa que haya que tratar a los animales como tratamos a nuestros hijos, desde luego que no; significa sólo que el concepto de estatus social no debe asociarse al concepto de sometimiento, imposición con la fuerza o agresión. En otras palabras: toda relación basada en una buena comunicación, en el juego, en la empatía, en satisfacer las necesidades del animal, será una relación de muchísima mejor calidad que aquella en la que nuestra mayor preocupación sea la ejecución de las órdenes que impartamos. 


Entradas Recientes

Ver todo

La socialización del perro

En la educación de un perro es fundamental tener en cuenta el periodo evolutivo de su mente, en el caso de la socialización es indispensable colocar toda la atención en los primeros 3 o 4 meses de vid

  

Ezequiel Dello Russo

Educador  Canino

  • Facebook - círculo blanco
  • YouTube - círculo blanco
  • Instagram - Círculo Blanco

Instructor canino

Educador de Perros-Guías 

25 años de experiencia profesional en 6 países

Docente en cursos de formación 

Relator en conferencias y seminarios

Asesor en Zooantropología Aplicada 

Experto en patologías del comportamiento

Política de Cookies y privacidad 

Copyright © Ezequiel Dello Russo® 2006-2019   by Siboney Studio. Todos los derechos reservados.