• Ezequiel Dello Russo

¿Es peligroso el collar de tu perro?

Actualizado: 26 de dic de 2018


PETA (People for Ethical Treatment of Animals), la organización de derechos de los animales más grande del mundo, lanza la alarma:

¡Mira el collar porque podría ser peligroso para tu perro!



Caminar con tu perro es una de las mejores cosas que puedes hacer por el bienestar físico y emocional de tu amigo peludo y sin duda estarás fortaleciendo el vínculo que os une. Sin embargo, si estás usando el tipo de collar equivocado, puedes estar lastimando física o emocionalmente a tu perro sin darte cuenta.

Hecha un vistazo a los siguientes collares para asegurarte de que tu perro no esté siendo lastimado:

Collares de estrangulamiento

Estos collares pueden ser extremadamente peligrosos para los perros. Su uso ha sido asociado con:

  • latigazos

  • desmayos

  • lesiones de la médula espinal

  • parálisis

  • aplastamiento de la tráquea

  • asfixia parcial o completa

  • aplastamiento o fractura de los huesos en la laringe

  • dislocación de las vértebras en el cuello

  • hematomas en el esófago

  • daño a la piel y los tejidos del cuello

  • ojos prolapsados

  • daño cerebral

También pueden tener consecuencias psicológicas. ¡Imagina como acabarías si tuvieras constantemente algo en tu cuello que te estuviera ASFIXIANDO! Tú también acabarías asustándote o volviéndote agresivo.


Collares con pinchos

Las dolorosas protuberancias de metal en los collares con pinchos o punzan la piel alrededor de los cuellos de los perros cuando tiran, y pueden rasguñar o incluso perforar su piel. Con el tiempo, esto puede causar que los perros desarrollen tejido cicatrizal (en el que ya no hay sensibilidad) y así aumentan la tolerancia a las punzadas. Por este motivo tiran cada vez más haciendo que los paseos sean una tortura para ambos. Al igual que con los collares de estrangulamiento, los perros pueden interpretar el apriete del collar con clavijas alrededor de su cuello como un estrangulamiento y se pueden volver miedosos o incluso agresivos.


Collares eléctricos

Los perros que llevan collares eléctricos pueden sufrir  dolor físico y lesiones (que van desde quemaduras hasta una alteración física llamada fibrilación cardíaca). También es frecuente el estrés psicológico, incluyendo ansiedad severa y agresión redirigida.

Cada animal tiene un temperamento diferente y una resistencia al dolor particular distinta de uno a otro: una pequeña descarga eléctrica puede ser leve para un perro pero letal para otro. La ansiedad y la confusión causadas por descargas repetidas e imprevistas pueden llevar a cambios en el ritmo del corazón y de la respiración del perro y pueden incluso causar desórdenes gastrointestinales. Los collares eléctricos también pueden funcionar mal, administrando descargas continuamente o bloqueándose y no emitiendo más descargas.


Collar fijo

Usar el collar del perro para colgarle su identificación es una buena idea, pero tirar de tu perro agarrado por el cuello no es una buena idea. Ser amarrado por el cuello, incluso con un collar de hebilla fijo, puede ser doloroso para los perros que tiran, especialmente si el dueño también tira. Los collares pueden poner presión en la tráquea, la médula espinal, los discos vertebrales, el esófago, etc., y deben ser evitados.



USAR UN ARNÉS ES SIEMPRE LA MEJOR SOLUCIÓN

Con el arnés no solo evitas la presión en el cuello sino que le permites respirar libremente.


#arnés #collar #pinchos

  

Ezequiel Dello Russo

Educador  Canino

  • Facebook - círculo blanco
  • YouTube - círculo blanco
  • Instagram - Círculo Blanco

Instructor canino

Educador de Perros-Guías 

25 años de experiencia profesional en 6 países

Docente en cursos de formación 

Relator en conferencias y seminarios

Asesor en Zooantropología Aplicada 

Experto en patologías del comportamiento

Política de Cookies y privacidad 

Copyright © Ezequiel Dello Russo® 2006-2019   by Siboney Studio. Todos los derechos reservados.