• Ezequiel Dello Russo

Las necesidades fundamentales de tu perro

Actualizado: 26 de dic de 2018

¿Cuáles son, cuántas son  y porqué son fundamentales?


Se denominan fundamentales porque son indispensables para que el perro sea un animal feliz. Y un perro feliz es un perro comprendido,  satisfecho y gratificado.

Recuerda siempre que un perro que nos hace travesuras no lo hace porque no sabe comportarse sino porque necesita satisfacer una necesidad fundamental (en este caso una necesidad de variedad, la veremos luego).


Veámos pues cuales son estas necesidades, que reuniremos en 6 grupos. 

El primer grupo son las denominadas necesidades fisiológicas, ligadas a la sobrevivencia: comer, beber, moverse, dormir, descansar. Sobre la alimentación, no es cuestión de darle las calorías que necesita sino que es fundamental la calidad por lo tanto mejor la comida natural, fresca, si no te resulta posible, que sea pienso de altísima calidad. El dormir, por ejemplo, es fundamental para que el animal reponga fuerzas. El perro necesita moverse no solo por su físico sino por su mente. Un perro constantemente atado o encerrado acaba destruyendo su autoestima, su humor se altera, de la misma manera que nuestro estado de ánimo se altera cuando estamos encerrados todo el día.



El segundo grupo son las necesidades de seguridad. El animal necesita sentirse seguro en su entorno. Por ejemplo, los perros dejados todo el día solos, ya sea en el apartamento o  en el jardín de casa, acaban sintiéndose inseguros.  Los perros necesitan estar cerca de los demás, sentirse en compañía. La seguridad también debemos entenderla como seguridad sobre sus expectativas, pongo un ejemplo: si yo entro en casa en vaqueros y camiseta y le dejo que me salte encima pero al día siguiente regreso a casa en traje y cuando me salta encima le chillo y lo castigo, el perro se sentirá inseguro porque no entenderá cual es el comportamiento adecuado y esto acabará deteriorando la relación, convirtiéndose en un perro infeliz y problemático.


El perro necesita descansar, y necesita hacerlo en un lugar tranquilo, a menudo cometemos el error de poner el cojín o la camita del perro en un lugar de paso, o donde haya niños. El perro necesita descansar en silencio y sin que le molesten. Evita que los niños molesten al perro cuando descansa; siempre pensamos en proteger al niño del perro, pues bien, pensemos en proteger al perro del niño, un perro que no puede descansar acabará enfermando y sobre todo se está corriendo el riesgo de que detrás de un gruñido llegue una mordida.


El tercer grupo lo conforman las necesidades de pertenencia. El perro tiene que estar en compañía, por lo tanto, está mejor en casa con personas que solo en el jardín. El perro necesita sentirse parte del grupo, salvo algunas raras excepciones. Otra cosa fundamental es que el perro haga parte del grupo de forma continuada: no podemos saludar y acariciar al perro cuando llegamos a casa y luego ignorarlo como si no existiera. Debemos compartir con él un tiempo suficiente, por ejemplo, cuando estamos sentados viendo la televisión, haz que esté a tu lado y acarícialo, se sentirá parte de tu familia y su comportamiento te lo agradecerá.  Intenta también que el tiempo que pasas con él sea de calidad, pasea con él y relaciónate con él mientras paseáis; no lo lleves solamente, interacciona con él, háblale, juega, explora y corre con él.  Cepillarlo, por ejemplo, con delicadeza y atención, es una demostración de atención que el perro  reconoce.


La cuarta categoría es la de  necesidades de  reconocimiento.

El perro necesita sentirse importante, apreciado, no debe ser ignorado o acusado de equivocarse constantemente. Cuando le dices "bien" a tu perro le reconfirmas su autoestima, se siente capaz y reconocido. Cuando lo acariciamos le decimos que le queremos. Tengamos también en cuenta que los retos a los que sometemos a nuestro perro deben ser adecuados a  sus capacidades: un perro que nunca consigue hacer lo que le estamos pidiendo acabará siendo un perro frustrado, inseguro de sí mismo y probablemente agresivo.


La quinta categoría es la de las denominadas necesidades de variedad. El perro necesita salir de la monotonía, exactamente como las personas. El perro necesita salir de la monotonía, encontrarse otros perros, pasear, explorar lugares nuevos. Piensa por ejemplo lo agobiado que nos sentimos cuando a pesar de tener todas nuestras comodidades tenemos que estar en casa durante días sin salir.


La sexta categoría reagrupa las necesidades de realización: igual que las personas, cada perro es único y tiene sus vocaciones: hay razas que son competitivas, otros son muy sociables, otros son extraordinariamente dinámicos. Tenemos que conocer a nuestro perro, explorar con él y entender qué es lo que más le gusta, qué es lo que le hace sentirse feliz y realizado.

Entradas Recientes

Ver todo

La socialización del perro

En la educación de un perro es fundamental tener en cuenta el periodo evolutivo de su mente, en el caso de la socialización es indispensable colocar toda la atención en los primeros 3 o 4 meses de vid

  

Ezequiel Dello Russo

Educador  Canino

  • Facebook - círculo blanco
  • YouTube - círculo blanco
  • Instagram - Círculo Blanco

Instructor canino

Educador de Perros-Guías 

25 años de experiencia profesional en 6 países

Docente en cursos de formación 

Relator en conferencias y seminarios

Asesor en Zooantropología Aplicada 

Experto en patologías del comportamiento

Política de Cookies y privacidad 

Copyright © Ezequiel Dello Russo® 2006-2019   by Siboney Studio. Todos los derechos reservados.